Question Mark

Obra: Tonny Cragg, El Jundy Art Gallery, España

Un signo de interrogación se refiere a lo desconocido, a lo incierto. Lo incierto implica que algo está esperando a ser descubierto, identificado o aclarado. Podría ser porque se trata de algo que desconocemos, o simplemente porque se trata de algo que va más allá de nuestra experiencia o entendimiento. Cragg utiliza materiales industriales para crear obras dinámicas y emocionales. ¿Estamos ante un contenedor o un vacío, el exterior o el interior de la obra, una metáfora o la realidad?

La naturaleza es capaz de provocar reacciones en los espectadores, que se encuentran más allá de las explicaciones racionales. Cuando nos aproximamos a los espacios verdes, nuestra mente vuelve a conectarse con nuestro interior a través de las emociones. Volvemos a revivir nuestros ciclos naturales y recordamos que todos estamos conectados con el resto de los seres humanos. Hemos diseñado un jardín que pueda acompañar al espectador en un viaje excepcional que le permita interiorizar una obra de arte en el marco de un espacio verde.

Si tomamos la escultura Simbad como punto de partida, veremos que está colocada sobre una estructura elíptica vegetal elevada, que permite que la obra pueda verse desde lo lejos. Una espiral vegetal, con forma de signo de interrogación, se hace eco de Simbad por el movimiento que irradia, al mismo tiempo que acompaña al espectador en su recorrido. La espiral nos lleva directamente al punto del signo de interrogación, formado por un grupo de Phormium vinculados con los de la escultura que, en esta ocasión, rodean un árbol, un Laurus Nobilis, símbolo de la victoria y bajo cuya sombra se puede reposar: es el premio que se obtiene cuando se ha interiorizado la belleza y la profundidad de esta obra de arte.